El barrio de Gracia en Barcelona: qué hacer y qué visitar

Los barrios de Barcelona atesoran gran cantidad de calles, plazas y edificios que no puedes perderte cuando vengas a visitar la ciudad. Hoy vamos a pasar un día en el barrio de Gracia en Barcelona, una zona con impronta bohemia y carácter artístico y multicultural.

Hacemos un recorrido por sus principales puntos de interés para que te sumerjas de lleno en la vida de este barrio que fue un municipio independiente hasta finales del siglo XIX; entró a formar parte del núcleo urbano de Barcelona en 1897. Un lugar en el que perdura esa magia del pueblo que fue en su día y que ofrece un muchas cosas para ver y para hacer.

Descubre el barrio de Gracia en Barcelona

Las plazas de Gracia

Son varias las plazas que podrás descubrir en el barrio de Gracia. Una de las más conocidas es la Plaza de Sol, con terrazas y cafeterías y con mucho ambiente por el día y, sobre todo, por la noche. Una de las más bonitas y en la que también encontrarás mucha gente es la Plaza de la Virreina, donde está la iglesia parroquial de Sant Joan y donde los domingos puedes aprovechar para bailar swing.

Visita obligada es también la Plaça del Diamant, que conserva en su subsuelo un refugio antiaéreo de la Guerra Civil, la Plaça del Nord o la Plaça de la Vila de Gràcia. La plaza de la Sedeta es actualmente sede un activo centro cívico en el barrio y todo un símbolo de la lucha y el trabajo vecinal, ya que se ubica en la antigua fábrica Pujol i Casacuberta, conocido con el nombre que lleva esta plaza.

El Parque Güell

Nos desplazamos ahora hasta uno de los lugares más emblemáticos y visitados en Gracia. El Parque Güell es obra de Antonio Gaudí y te invitamos a que pasees por cada uno de sus rincones. Su plaza es un mirador desde el que puedes contemplar unas bonitas vistas hacia Barcelona y en él encontrarás naturaleza, arte e historia.

Su construcción comenzó en el año 1900 y algunos de sus espacios imprescindibles son la Escalinata del Dragón, la Sala Hipóstila, el Teatro Griego o Plaza de la Naturaleza (actualmente en obras), el Pórtico de la Lavandera o los Jardines de Austria. También puedes disfrutar de increíbles paseos por sus caminos, calles y viaductos.

La arquitectura modernista de Gracia

Plazas, parques y, también, edificios con historia. Gracia es cuna de algunos de los edificios modernistas más representativos de la arquitectura modernista de Barcelona. Uno de ellos es la Casa Vicens, la primera obra de Gaudí y antigua residencia burguesa. Está ubicada en la calle Carolines.

Otro hermoso edificio que te encontrarás en tu paseo por el barrio de Gracia es la Casa Rubinat, de arquitectura modernista, construido por Francesc Berenguer Mestres, mano derecha de Gaudí, en el año 1909. Como curiosidad, el proyecto figura firmado por Joan Rubió i Bellver, puesto que Berenguer no estaba titulado.

El Mercat de la Llibertat

Otro edificio modernista que puedes visitar en el barrio de Gracia en Barcelona es el Mercat de la Llibertat, situado en la plaza homónima. El espacio que ocupa desde el año 1888, antes conocido como plaza de la Constitución, era el lugar en el que los agricultores vendían sus verdura, hortalizas y otros productos.

Ahora, podrás adentrarte en todo un festín de sonidos, olores y colores dentro de un edificio con estructura de hierro y obra vista, decorado con piezas de hierro forjado, que se diseñó para proteger la comida que se encontraba en su interior. Y si no hay mucha gente o dispones de tiempo, podrás degustar algunos de los alimentos o platos que se sirven en alguno de los puestos directamente en el mismo mercado.

El viaducto de Vallcarca

Ubicado en la zona alta de Gracia, entre las colinas del Coll y del Putxet, este viaducto es una obra de ingeniería civil que fue construida por el arquitecto Miquel Pasqual Tintorer. Fue la primera vez que se utilizó hierro con hormigón armado con el objetivo de cubrir con cemento una construcción en el cauce de un torrente.

Con este viaducto los coches y las personas podían pasar de un lado a otro y, del mismo modo, se abrió el barrio hacia el resto de la ciudad, favoreciendo las conexiones. Si quieres disfrutar de unas vistas inmejorables te invitamos a que vengas hasta este punto, uno de los más altos de Barcelona.

El Teatre Més Petit del Món

El barrio de Gracia de Barcelona ostenta el honor de acoger el teatro más pequeño del mundo. Está situado en la calle Encarnació número 25 y se ubica en la planta baja de una antigua masía del año 1890. Fue abierto al público en 1999 y en este lugar se celebran conciertos, espectáculos y eventos, todo sobre un escenario mágico y bajo un ambiente familiar y acogedor.

Las calles con encanto

Si simplemente te apetece pasear, Gracia es un lugar maravilloso para hacerlo. Calles llenas de encanto en las que perdura esa atmósfera propia de un pueblo de los de toda la vida. En muchas de estas calles vas a poder ver divertidas señales de tráfico decoradas con pegatinas.

En la calle Verdi, por ejemplo, encontrarás gran variedad de restaurantes con comida típica de prácticamente todos los países. Y si te apetece cambiar y visitar el distrito de L’Eixample, puedes caminar por el paseo de Sant Joan, cuyo último tramo, que conecta ambas zonas de Barcelona, fue inaugurado en 1929.

Plazas, edificios, calles y parques. El barrio de Gracia en Barcelona es un lugar de encuentro en el que se dan cita cultura, tradición y arte para ofrecerte un día inolvidable recorriendo uno de los distritos más icónicos de la ciudad.

Créditos: Gracia, uno de los barrios más visitados por los locales en Barcelona